CAJAMAR FICHA A OBESIDADALMERIA PARA QUE EXPLIQUE SU LUCHA POR PONER FRENO A LOS KILOS

junio 02, 2014

Entre un interés creciente de la sociedad y unos progresos inacabables en la investigación, se mueven las técnicas que se ponen en práctica para curar a los obesos mórbidos.

 

Un ejemplo de ello es Obesidad Almería, compuesta por un equipo multidisciplinar que va más allá del equipo quirúrgico porque su preocupación es también la salud mental de sus pacientes. Partiendo de la base de que una persona obesa es una persona enferma, muy lejos de los fines meramente estéticos y diametralmente opuesto a las locuras que en no pocas ocasiones lleva asociada la archiconocida ‘operación bikini’, este grupo de sanitarios regala años de vida a los hombres y mujeres que deciden ponerse en sus manos para darse calidad a su día a día.

 

No ha escapado esta dedicación y su labor a los organizadores del Ciclo Divulgativo ‘La Salud, Hoy’, que ofrece con regularidad una institución tan importante como es Cajamar. Procura así la entidad tomar el pulso a los intereses de la sociedad entre la que se desarrolla, y desde luego que los kilos de más son un problema al que miles de ciudadanos tienen que hacer frente sin dudarlo. La labor primera es de concienciación para evitar que se llegue a ser un obeso mórbido, ya que al obtener a esa condición se hace con una sobrecarga que no solo es de kilos de peso, sino de enfermedades asociadas que causan innumerables problemas y que pueden conducir a una muerte prematura.




charla cajamar

 

Se opera el estómago, no las ganas de comer, está claro, pero la sensación de estar saciados ingiriendo menos alimento es obvia. En un ambiente distendido, con explicaciones al alcance de la comprensión de cualquier persona y con testimonios de pacientes operados, la charla impartida por el doctor Manuel Ferrer resultó amena y de gran interés. Apoyado en las imágenes de intervenciones quirúrgicas reales, no dejó nada en el tintero sobre lo que más preocupa a los ciudadanos que puedan tener la necesidad de acudir en busca de su ayuda. Muchos de ellos no lo pueden evitar, porque están a la suerte de factores genéticos y hereditarios, pero en sus estudios y con su continua formación el doctor lanza un ir más allá, una “operación del metabolismo”.

 

El fin de un buen médico es no tener pacientes porque la labor de prevención sea completa, aunque se sabe que eso no será posible nunca. Para Manuel Ferrer, en ese sentido, hay una enorme preocupación en la actualidad, y es la obesidad infantil. Los parámetros que se están dando en los estudios actuales no son nada halagüeños, y en gran medida se deben a factores culturales y de cambio de hábitos que habría que reconducir con urgencia. Obesidad Almería estuvo con Cajamar explicando los pormenores de una reducción de estómago o de un by pass gástrico, pero lo que realmente desea es una sociedad sana y la felicidad en las personas que pasan por su mesa de operaciones. El cambio de vida es posible y no está permitido tirar la toalla.

Pueden ver el artículo en Almería360