Diverticulosis Colónica

Home » Diverticulosis Colónica

Los divertículos son pequeñas bolsas que protruyen del revestimiento interno del colon. Con el tiempo, estas pequeñas protrusiones llegan a producir unos verdaderos “sacos” adheridos a la pared del colon que suelen tener entre 0.5 y 2 cm de diámetro.

La enfermedad diverticular o diverticulosis es una enfermedad más frecuente de países avanzados, donde su incidencia está aumentando, y tiene una clara relación con los hábitos dietéticos (dietas pobres en fibra, y ricas en azúcar y carne) y hábito intestinal estreñido.

Son cada vez más frecuentes a partir de 40 años tanto que, a partir de los 60 años, más de la mitad de las personas tiene algún divertículo.

Aunque los divertículos pueden localizarse en cualquier tramo del colon, su localización es más frecuente en el colon izquierdo y sigma.

Solo una pequeña parte de las personas que tienen divertículos padecen problemas relacionados con ellos. El hecho de tener divertículos no significa que estos ocasionen problemas o complicaciones.

Las complicaciones más graves de los divertículos son la hemorragia y la diverticulitis aguda (infección de los divertículos):

  • La hemorragia se produce por roturas de pequeños vasos que recubren estos divertículos. En ocasiones, la hemorragia, que se detecta porque el paciente presenta salida de sangre roja por el ano, pudiendo  requerir cirugía urgente en pocos casos.
  • La diverticulitis aguda puede ser  una complicación grave. Cuando sucede dependiendo de la situación clínica del paciente y de los hallazgos radiológicos puede tratarse de forma ambulatoria SIEMPRE bajo las indicaciones del cirujano o precisar ingreso hospitalario, e incluso intervención quirúrgica urgente en aquellos casos que exista perforación de los divertículos con peritonitis.
  • Otras complicaciones de la enfermedad diverticular son las estenosis, como consecuencia de brotes repetidos de diverticulitis aguda.

diverticulosis

El tratamiento quirúrgico de la diverticulosis colónica (cirugía electiva), dependerá de la clínica del paciente, de la edad, de los brotes de diverticulitis aguda y su severidad, es decir, en una indicación individualizada.

Dicho tratamiento consiste en la extirpación del segmento de colon afecto y uniendo ambos extremos para restituir el tránsito intestinal normal, habitualmente se trata del colon izquierdo (colectomía izquierda).

Dicha operación puede realizarse por laparoscopia, permitiendo al paciente beneficiarse de las ventajas de la misma: una rápida recuperación laboral, un menor dolor postoperatorio y evitar amplias incisiones abdominales.