Vesícula

Home » Vesícula

Colelitiasis

La vesícula biliar es un órgano que se encuentra bajo el lado derecho del hígado, cuya principal función es la colección y concentración de la bilis producida en el hígado. Esta bilis es liberada por la vesícula después de comer ayudando de esta manera a la digestión.

Los principales problemas de la vesícula son generalmente causados por la presencia de cálculos, los cuales son pequeñas piedras que se componen principalmente de colesterol y sales biliares. Se desconoce por qué algunas  personas forman cálculos ni las medidas para prevenirlos. Estos cálculos pueden obstruir la salida de bilis de la vesícula, causando su inflamación y produciendo dolor abdominal agudo, vómitos, malas digestiones y, en ocasiones, fiebre.

Los cálculos no son expulsados por si mismo. Algunos pueden ser manejados temporalmente con medicación y dieta especial, para suspender la absorción de grasa, aunque este tipo de tratamiento tiene una baja tasa de éxito.

La colecistectomía laparoscópica (extracción de la vesícula biliar y sus cálculos mediante cirugía laparoscópica), es el tratamiento de elección para aquellas personas que presentan cálculos en la vesícula sintomáticos.

La cirugía de la vesícula está indicada para el tratamiento de:

  • Cálculos biliares (colelitiasis).
  • Inflamación por infección (colecistitis).
  • Dolor abdominal intenso debido a cólico de la vesícula.
  • Bloqueo de los conductos biliares.

El resultado de la cirugía es habitualmente bueno. Los síntomas desaparecen completamente en el 90% de los pacientes. La recuperación tras la intervención de la vesícula suele ser de unas 2 semanas, y la cirugía laparoscópica requiere una estancia corta en el hospital (24-48 horas).

vesícula1

Coledocolitiasis

La bilis está compuesta por sales biliares, colesterol y fosfolípidos en una proporción concreta. Cuando esta proporción se altera se forman pequeños cristales que al crecer pueden dar lugar a las piedras o cálculos. Generalmente estos cálculos se mantienen en la vesícula, pero cuando ésta se contrae, puede expulsarlas al colédoco llamándose entonces coledocolitiasis. Las coledocolitiasis también pueden formarse directamente en el propio colédoco, de ahí que pueden aparecer en pacientes a los que ya se ha operado de vesícula. Estos cálculos en el colédoco, pueden provocar obstrucción del colédoco, de forma  que la bilis se acumula en el hígado pasando a la sangre en forma de bilirrubina. Este aumento de bilirrubina en sangre provoca el típico color amarillo en la piel denominado ictericia. Cuando la ictericia es importante, puede aparecer prurito (picores en la piel). Los síntomas más característicos de la coledocolitiasis son el dolor abdominal y la ictericia.. Sus posibles complicaciones son:

  • Cólico coledociano: es el dolor intenso que aparece por la impactación de litiasis en el colédoco.
  • Colangitis: Infección de la bilis retenida en el colédoco. Se caracteriza por fiebre, dolor e ictericia. Se trata de una infección muy grave que puede provocar estado de shock.
  • Pancreatitis aguda: Inflamación del páncreas causada por la obstrucción de la papila de Váter.

Existen dos posibilidades de tratamiento para la coledocolitiasis:

CPRE (colangiografía retrógrada endoscópica): Se introduce un endoscopio a través de la boca hasta llegar al conducto de desembocadura del colédoco. Se realiza un corte en la papila (papilotomía) para ampliar el orificio de salida y extraer los cálculos.

Cirugía: En la cirugía se trata a la vez la colelitiasis y la coledocolitiasis. Se extirpa la vesícula, y se abre el colédoco para extraer los cálculos. Posteriormente se deja un drenaje de seguridad en el colédoco que se retira de forma ambulatoria.

vesícula2